top of page
Buscar
  • Foto del escritorCezary L. Lerski

Sociedades de responsabilidad limitada en EE.UU. y sus ventajas para los empresarios extranjeros.




De acuerdo con la ley estadounidense, no hay restricciones para la propiedad extranjera de empresas constituidas en Estados Unidos, excepto en el caso de las corporaciones S. Por lo tanto, no es necesario ser una corporación estadounidense, ciudadano estadounidense, ni poseer una tarjeta verde para abrir una Sociedad de Responsabilidad Limitada (LLC) o una Corporación C (C-Corporation) en Estados Unidos. Además, el procedimiento para que un extranjero o una empresa extranjera establezca una empresa es exactamente el mismo que el que seguiría un ciudadano estadounidense. Al mismo tiempo, el propietario extranjero de una empresa de este tipo goza de las mismas ventajas y privilegios que un ciudadano estadounidense.



Una LLC es una entidad legal y comercial que, en los Estados Unidos, no cuenta con un estatus fiscal propio. A efectos fiscales, el Servicio de Impuestos Internos Federal (IRS) de EE. UU. considera a las LLC como ‘entidades desconsideradas’. Sus propietarios, si son ciudadanos estadounidenses, tienen otras opciones de clasificación fiscal, como sociedad o corporación S, pero estas opciones generalmente no están disponibles para extranjeros.


¿Están obligadas las LLC de propiedad extranjera a pagar impuestos sobre la renta en Estados Unidos? El término ‘entidad intencionalmente excluida de los requisitos tributarios’ podría sugerirlo. Sin embargo, la realidad es más compleja.


Una ‘entidad desconsiderada’ es una estructura comercial donde el propietario estadounidense paga los impuestos de la entidad en su declaración de impuestos personal. En EE. UU., este tipo de entidad suele ser una Sociedad de Responsabilidad Limitada Unipersonal (Single Member LLC) o una Empresa Privada Unipersonal (Sole Proprietorship).


Las LLC con capital extranjero, aunque en teoría no están obligadas a pagar impuestos sobre la renta en EE. UU., si generan ingresos de actividades empresariales en EE. UU. o están sujetas al FDAP (Fijo, Determinable, Anual, Periódico), deben declarar y pagar impuestos ante la oficina de impuestos de EE. UU. Esto implica que si se realiza una venta o servicio a una empresa o ciudadano en EE. UU., se establece la obligación tributaria. Esto es independiente de si el producto fue enviado a un cliente en EE. UU. desde China o México por correo, o vendido y gestionado en una plataforma como Amazon.



Para muchos empresarios extranjeros interesados en hacer negocios en EE. UU. que aún no cuentan con el capital suficiente o que están empezando a vender productos o servicios a clientes estadounidenses, las LLC suelen ser más sencillas y económicas de establecer y administrar que las corporaciones C. Las corporaciones ofrecen a sus accionistas protección legal, lo que significa que los activos personales están resguardados de las deudas y demandas contra la empresa. Además, las corporaciones pueden captar capital emitiendo acciones y bonos.


Al igual que las corporaciones, las LLC brindan protección similar en cuanto a responsabilidad a sus propietarios, pero con menos requisitos de papeleo y mantenimiento de registros. Las LLC también ofrecen mayor flexibilidad fiscal, ya que pueden tributar como una empresa unipersonal o como una sociedad de varios miembros, y los propietarios pagan impuestos según su porcentaje de participación. Una LLC también protege legalmente a los propietarios de responsabilidades personales derivadas de las acciones de la empresa. Los acreedores no pueden reclamar los bienes personales de los propietarios para satisfacer las deudas de la empresa, lo que significa que los bienes personales de los miembros no están en riesgo por las obligaciones de la empresa. Los miembros de una LLC pueden ser individuos, sociedades, fideicomisos o corporaciones, sin límite en el número de miembros.


La tributación de una LLC en EE. UU. se maneja como una ‘Entidad de Transmisión’, lo que implica que los ingresos de la empresa no se gravan a nivel de la entidad. Los ingresos o pérdidas se pasan directamente al propietario (miembro), quien los reporta en su declaración de impuestos personal. Los propietarios extranjeros de LLC estadounidenses que generan ingresos operando un negocio en EE. UU. deben presentar declaraciones de impuestos tanto en su país de origen como en Estados Unidos. No obstante, gracias a los tratados de doble imposición entre EE. UU. y muchos otros países (como Polonia, México, Ucrania, Suiza, etc.), los empresarios extranjeros pueden deducir los impuestos pagados en EE. UU. de sus obligaciones fiscales en su país de origen.


En conclusión, las LLC representan una modalidad popular para hacer negocios en Estados Unidos. Ofrecen a los empresarios extranjeros protecciones de responsabilidad similares a las de los propietarios de corporaciones estadounidenses, pero con significativamente menos trámites y requisitos legales. Al mismo tiempo, facilitan a los propietarios el cumplimiento de los requisitos que las empresas locales suelen tener en sus interacciones con clientes, socios comerciales y bancos en EE. UU.


Por ello, animamos a los empresarios extranjeros a considerar esta atractiva forma de hacer negocios en EE. UU. y aprovechar los beneficios similares a los que disfrutan las grandes corporaciones estadounidenses.


11 visualizaciones0 comentarios

Comments


Post: Blog2_Post
bottom of page